Tras meses de duro entreno afrontaba la recta final hacia mi debut en el doble olímpico, pero 3 días de fiebre y reposo en casa me dejaron muy mermado físicamente, sobre todo por el anti-biótico, a pesar de ello me recupero con ilusión de disfrutar de uno de los triatlones más bonitos que jamás he visto.

El sábado 21 por la tarde acudimos a dejar la bici en el box, algo que a mi me deja totalmente impresionado. Jamás había visto tal cantidad de "cabras" juntas, y ¡¡¡qué nivel!!!, estoy totalmente en un sueño del que no quería despertar.

El domingo 22 amanecía en la playa de Arenales con la expectación y los nervios propios de un primer beso, en este caso, sería con el triatlón. El mar parecía invitarnos a invadirlo, estaba muy tranquilo, ¡¡pero frío!!; y así lo hicimos…bocinazo de salida, mi natacion fue tranquila, relajada, sin prisas y por eso disfruté del recorrido lo mejor que supe y pude. Increíble ver cómo mirando hacia el fondo pasas de ver arena a ver algas, rocas, …. El año pasado apenas nadaba, más bien me pegaba con el agua y no deslizaba en absoluto, 6 meses después puedo decir que disfruto en el agua y tengo margen de mejora.

Una vez fuera del agua, hago una transición muy calmada, pero segura. Salgo en bici con mucho control, con el 34-23 engranado y con suavidad llego a la cima del gran repecho inicial. A partir de este momento, plato grande y ¡¡a disfrutar!!. Me hidrato y como un poco y poco a poco voy encontrando ritmo pero me sucede un pequeño imprevisto al romperse el soporte de las herramientas y tener que parar a recogerlo, algo que me retrasa muchísimo y me para el ritmo. Al rato estaba de nuevo a velocidad crucero y poco a poco voy a más pero siempre con cabeza, controlando las sensaciones aeróbicas y disfrutando del recorrido, avituallamientos y compañeros de fatiga. La parte de bici es rapidísima, viento lateral, totalmente acoplado, ruedas de perfil y ¡¡¡ROTONDA!!!, qué divertido todo …

LLego a la T2 y de nuevo salgo con calma, con mucho control, esta media maratón es anticorredores, con escaleras, rampones y arena de playa, pero cojo mi ritmo.  Y controlo en todo momento que la musculatura no sufra en exceso para acortar la recuperación de cara a la 101 peregrinos que tendré en 6 días.

Increíble los ánimos de la gente, el cariño con que te ayudan en los avituallamientos. Entro en meta con mucha felicidad de haber cumplido un sueño, ser finisher en un 1/2 IRONMAN. Los recuerdos, mensajes, llamadas de apoyo de tanta gente que está contigo, que pedalea junto a ti, que corre a tu lado, que te empuja con sus ánimos … Hay muchos que no te entienden, muchos que te tachan de loco, pero yo lo hago por lo que siento cuando me paro.

Gracias en especial a mis entrenadores Ana y Eugenio (www.anacasares.com) por sus grandes entrenos, gracias a Natalia por su comprensión y esfuerzo en cada sesión en el agua, gracias al UNO PUBLICIDAD TRAGALEGUAS por la oportunidad de vestir sus colores, y en especial a Jéssica por tantos y tantos días que me has visto luchar por alcanzar mi sueño y por ayudarme a conseguirlo.

Luis Da Gama

Noticias relacionadas:


Circuito Provincial de Duatlón Burgos

El dia 14 de Diciembre 2018 se celebro la entrega ...

CAMPEONATO DE EUROPA MULTIDEPORTE TRIATLÓN

FILIPO MEDALLA DE BRONCE En la isla de Ibiza sé ha ...

Triatlón de Larga Distancia “El Camino” en Astorga

Héctor Hernando y Roberto Izquierdo  desplazaron este sábado hasta la ...